implika

Mi opinión de la escuela Implika ¿Merece la pena?

Existen muchas opiniones y reseñas distintas sobre Implika y sus cursos en el internet. Por este motivo, antes de hablar de la escuela y la formación, explicaré un poco acerca de mi situación. 

Me encontraba en un momento de mi vida laboral en que me sentía atascado y creí que estudiar algo nuevo sería lo ideal. Al tomar esta decisión, comencé a investigar cuál sería la mejor opción de estudios para complementar mi educación en gestión de marketing digital y posiblemente conseguir una nueva salida laboral que me ayudara en ese momento. 

He realizado muchos cursos a lo largo de mi carrera profesional y al conseguir la página de Implika comencé a revisar más a fondo su catálogo. Aquí encontré el curso de Gestor de Marcas (Brand Manager) que me llamó la atención por los temas que cubría: investigación de mercado, trabajo de imagen de marca, planificación en medios, entre otros conceptos. 

Puedo decir que existían varias cosas en la oferta que hacía Implika para que yo terminara de escoger esta escuela, como su posibilidad de estudios en línea y los cursos de idiomas que añadían a la formación. Igualmente, busqué información de diferentes escuelas para tomar mi decisión lo más informado posible. El precio, la ubicación, las opiniones de exalumnos, el material y la modalidad. También llegaron a mencionar que todos sus cursos y titulaciones se encontraban homologados dentro de Europa, lo que suponía un plus para mí.

La mayoría de las escuelas en las que investigué me daban información similar, por lo que terminé escogiendo la escuela más accesible y cercana a mi ubicación. Tengo que decir que estoy agradecido hacia la persona que me acompañó en el proceso de inscripción, me aclaró muchas dudas y ayudó a que terminara de escoger la escuela. En momentos sentía que era un poco insistente, pero sé que ese es el estilo de los comerciales.

¿Qué curso acabé haciendo?

El curso que terminé escogiendo lo hice en formato presencial, quería ir a clases por la tarde mientras trabajaba por las mañanas. Igualmente, me comentaron que podía cambiarme a la versión online si lo necesitaba. Decidí adaptar esto a mi rutina y seguir adelante. 

Tengo que decir que otro de los factores por el que terminé escogiendo la escuela fue algo que señalan mucho en su página: “9 de cada 10 alumnos trabaja en menos de 6 meses”. Cuando investigaba sobre el centro, pedí toda la información acerca de las empresas con las que trabajan para prepararme para cuando pudiera comenzar estas pasantías.

Mi duda era ¿Es implika una escuela de fiar?

Nunca me había fijado de la cantidad de publicidad que tiene Implika en diferentes canales, pero esto solo causó que tuviera mayores expectativas de la formación. Ahora es el momento en que hago el pago, en el cual decido aplicar por el financiado.

Llegado el día en que tengo que ir a las instalaciones que según ellos se encuentran totalmente equipadas y acondicionadas, me preparo para comenzar esta nueva etapa en mi curriculum. 

Tuve que ir a las oficinas a terminar con el papeleo y recoger los materiales del curso, que quedaban en otra ubicación diferente a donde serían las clases. Me sentía listo pero ansioso de comenzar. 

Las personas de la oficina de administración estaban muy atentas, me dieron mi libro y terminamos de formalizar la matrícula con los horarios que quiero y dándome un poco más de información sobre el centro, el curso y las futuras evaluaciones. 

¿Cómo son los centros de estudios?

Otro tema que he notado que me tenía un poco preocupado era la ubicación de las oficinas. Había visto varias opiniones donde comentaban que los centros de estudio y exámenes quedaban lejos y es cierto. Pero esto era algo a lo que ya venía preparado para afrontar.

Llevaba una buena cantidad de tiempo sin participar en un aula de clases, estaba emocionado por ver con quien estudiaría y los tutores del curso. Entendía que el funcionamiento de todos los cursos era revisar el material que entregaban, apoyarse en los tutores para cualquier duda y hacer los exámenes de cada tema y algunas entregas. Hago mi camino hacia el edificio y me acerco al grupo de personas que también se veían esperando.

En ese momento nos señalan las aulas de clases y nos sentamos para comenzar. Las aulas son, bueno, aulas normales de clases. Hay espacio para los alumnos y tienen los materiales necesarios para ser solo una clase introductoria. 

Los tutores se presentaron ante nosotros y se dispusieron a aclarar cualquier duda que teníamos en el momento. Luego revisamos una parte del material. No ahondamos mucho, suponía que era porque solo era una introducción.

Después de eso seguí mi trayecto en el curso. Estudiaba los materiales, hacía revisiones con mi tutor, me daban buenos plazos de tiempo para las entregas y siempre se encontraban atentos a cualquier pregunta. Mientras me acomodaba al ritmo de volver a estudiar, decidí tomar un curso de inglés para fortalecer mi dominio básico.

Más de dos años en Implika

Estuve largo tiempo con Implika, un largo tiempo para forjar una buena opinión sobre esta escuela, creo que fueron alrededor de dos años para terminar la formación. Durante ese tiempo también tomé la oportunidad de comenzar con las prácticas para ir buscando mi nueva entrada laboral. Hice pasantías en un par de startups que me enseñaron mucho y me ayudaron a traer a la realidad todo lo que estaba estudiando en la escuela. 

En un momento me encontraba tan ocupado que tuve que cambiarme a la modalidad virtual y quedé sorprendido con su aula digital. Funcionaba de manera adecuada, a veces me encontraba con algunos errores pero me ayudaban a solucionarlos. 

Dentro del aula podía ver todo el material en PDF y algunos textos adicionales, videos explicativos, contenido interactivo y unos exámenes tipo test para comprobar lo que estudié. También ayudan con la organización de las entregas y un espacio específico para la comunicación con tutores así como foros.

Si tuviera que señalar algo que me gustó fue su atención. No escatimaban en videos explicativos para cualquier duda y los tutores siempre se encontraban preparados para asesorar. En el momento que buscaba mi pasantía, tuve una persona orientándome en el proceso. 

Tengo que decir que todos tendrán una experiencia diferente, y esta fue la mía. He visto muchos comentarios diferentes en internet y cada opinión es válida. Hubo cosas en las que la escuela de implika madrid puede mejorar y otras que me parecieron que le daban mucho valor a la educación que recibí. Ahora quiero dar un poco más de información sobre otros elementos del centro.

Mi experiencia completa de Implika: cómo lo conseguí, el curso, los profesores, los materiales, las pasantías y mucho más

Dentro del mercado educacional actual hay una infinidad de opciones. Cuando me encontraba buscando la escuela a la cual matricularme intenté ser objetiva, ver la calidad y las deficiencias de las opciones. Así que comencé como cualquiera: abrí Google y comencé a buscar. Cursos de marketing digital actuales, tendencias en marketing digital, mejores cursos, entre otros, revisé todos los que me interesaban.

Luego comencé con la búsqueda de escuelas. Intenté mantenerme dentro de España porque quería probar con la modalidad presencial después de tanto tiempo sin estudiar. Las escuelas más comunes, siendo resultados pagos u orgánicos en Google, son la EAE, Domestika, Implika, eMagister y otras escuelas o universidades.

Cuando yo hago una búsqueda para saber más sobre la calidad de un producto, por ejemplo, tiendo a darle más peso a los resultados orgánicos. Debido a que los ‘Anuncios’ están de primeros porque hubo un pago de por medio, puede que no sean la mejor opción para las otras personas que lo han utilizado. Así que comencé a revisar los otros resultados de mi búsqueda y recolectar información.

¿Por qué no estudié directamente en la universidad?

Obviamente, en un inicio pensé en irme a una universidad directamente o una escuela de negocios. Pero entre los precios inalcanzables para mi en ese momento y la poca flexibilidad en horarios, terminaba descartando uno tras otro. Ya había escuchado opiniones de Implika por otros medios y había visto publicidades sobre la escuela, así que decidí tomarla un poco más en serio y averiguar si podría ser la opción para mi.

Los temarios que revisé responden a los elementos generales del marketing digital: planes, estrategias, medios, campañas, e-commerce, herramientas, posicionamiento web, redes sociales, marcas y más. Este es un sector que requiere de información tanto teórica como técnica y práctica para poder dominarlo. Es un aprendizaje continuo. 

Un formato híbrido de educación

De igual forma, casi todas las escuelas actuales manejan formatos online o presencial, a veces incluyen un híbrido. Generalmente, se pueden realizar visitas por curiosidad y probar los campus virtuales. Una escuela que se respete tiene espacios acondicionados, con buenos recursos que se adapten a las necesidades de sus alumnos, espacios de conferencias, buena estructura virtual para clases y webinars, identificativos y una plataforma de bolsa de trabajo.

Si también te encuentras buscando una escuela para estudiar, lo que se refiere a temarios, los costes específicos y el equipo de profesores puedes verlo en sus sitios web o pedirlo directamente a atención al estudiante. Estos se verán detallados en correos informativos o PDFs. Los materiales y recursos que te dan para el curso se entregan una vez que se inscribe y se comienza este.

Hablemos de los profesores que me encontré en Implika 

Haciendo un paréntesis sobre los profesores y tutores, tengo que agradecer a los me fueron asignados. No mencionaré su nombre pero sí la forma en que me ayudó y acompañó durante mi curso. He pasado por otros cursos en donde los tutores no terminan de explicar bien las preguntas, quedan dudas, tardan hasta dos semanas en responder, entre otros. 

Mi tutor me ayudó mucho con las dudas que tenía y su forma de explicar era práctica y sencilla, cosa que aprecié. También respondía lo más pronto posible y estaba disponible cuando lo necesitaba.

Igualmente con las personas de atención al estudiante que trabajan para Implika. Siempre se encontraban atentos y me daban soluciones a mis problemas. Me mantuvieron informado si había alguna complicación y me ayudaron cuando quise cambiar de modalidad. Agradezco su atención y paciencia.

Pero, ¿Cuánto me costó todo esto?

Muchas escuelas ofrecen descuentos y precios atractivos con plazos de tiempo limitados para aumentar la presión a inscribirse lo antes posible. De igual manera, lo más común es que te ofrezcan la oportunidad de hacer todo el pago o un pago financiado. Así, como cualquier universidad o centro educativo, ofrecen cierto tipo de becas como para trabajadores o de excelencia educativa.

En el caso de Implika, dependiendo de cada curso o titulación, se ve un precio entre 1000 y 4000 €. Los alumnos podemos escoger solicitar ayudas que se obtienen en el momento de la matriculación. También me ofrecieron facilidades con el pago, como cuotas personalizadas de alrededor de 80 € al mes.

Conclusión: ¿Merece la pena estudiar en Implika?

Algo que me resaltó mi opinión de Implika es que no solo ofrecen cursos y titulaciones, sino también certificaciones especiales y cursos de idiomas. A diferencia de las escuelas especializadas como de negocios, este centro ofrece formaciones en áreas de sanidad, turismo y hasta deportes. Al investigar más profundamente en la web de Implika, descubrí que mencionan tener una gran cantidad de asociaciones con otros centros de estudio nacionales e internacionales.

No está de más escatimar en tu educación, no solo monetariamente sino en búsquedas e investigación. Pide toda la información que necesites, busca las reseñas de otros alumnos, revisa las calificaciones del equipo docente, valora lo que consigas, procura tener constancia de todo, lee artículos y blogs, ya que el internet es un espacio con mucho contenido. Luego de todo esto, tendrás todo lo necesario para realizar tu decisión informado.

Las pasantías, el punto final de mis estudios en Implika

Ahora, hablemos más detalladamente sobre el otro elemento que Implika resalta en su repertorio: las pasantías. Cuando visitas la página de Implika por primera vez, una de las primeras cosas que aparecen destacadas son sus cursos con alta empleabilidad, las prácticas profesionales y garantía de trabajo. “En Implika 9 de cada 10 alumnos consiguen un trabajo en los primeros meses después de finalizar su formación”, es lo que destacan. Hablemos sobre esto, ya que genera muchas opiniones distintas. 

Dentro de los cursos de Implika tienen un período de prácticas académicas para ayudar a sus estudiantes como yo a ingresar al mundo laboral de su especialidad. Según ellos mismos en su web, tienen una gran cantidad de asociaciones y colaboraciones con empresas de alto nivel y renombre.

Después de averiguar varias opciones, decidí comenzar unas pasantías en una empresa nacional. Me sorprendió lo rápido que fue el proceso para comenzarlo, y lo mucho que pude aprender ahí. Una de las cosas que más aprecio de la escuela fue su orientación vocacional. En mi caso tenía una gran cantidad de tiempo sin pensar en los procesos de reclutamiento profesional y entrevistas. 

Cuando comencé el proceso de prácticas, me asignaron un tutor para ayudarme a orientarme de nuevo en este mundo. Enseñándome cómo habían avanzado las técnicas de contratación y practicando nuevas preguntas de captación. Actualmente, gracias a esta experiencia estoy trabajando en algo más similar en el sector que tanto me interesa.

Aprecio la ayuda que la escuela me dio, pero debo recordarles que esta es mi propia experiencia. He visto muchas opiniones, reseñas y críticas en línea así que sé muy bien que puede que a todos no les haya ido tan bien. Existen escuelas mejores y otras peores, pero en mi opinión escoger Implika me parece que fue la mejor opción en el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Drag To Verify

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.